Sep 22 2021

Las Mejores Formas De Preparar Exámenes

by Emaze

El año escolar acaba de empezar, y con ello, los exámenes. Si bien no hay nada más satisfactorio que recibir la puntuación más alta en tus exámenes, cada estudiante es diferente, y la forma en que cada uno de ellos aprende, es única. Mientras que a algunos estudiantes les gusta asistir a clases, realizar tareas y escribir ensayos,  otros siguen prefiriendo hacer exámenes. Según el sistema VARK, hay diferentes estilos de aprendizajes. El modelo VARK, toma en cuenta, cuatro estilos de aprendizajes: verbales, visuales, lógicos y auditivos. Y dentro de esos grupos, algunos estudiantes estudian solos, mientras que otros necesitan grupos de estudio.

Conocer tu manera de aprendizaje es esencial para lograr éxito académico, ya que puede ayudarte a optimizar tu estudio y a superar tus exámenes. Aprovecha descubre las mejores técnicas y métodos que se adecúan a tu estilo de aprendizaje.

No importa qué tipo de estudiante seas, o si aún no has descubierto qué estilo se adapta mejor a tus necesidades, sigue leyendo a continuación para saber más sobre las tácticas de estudio más eficaces hasta la fecha:

La Técnica Pomodoro

Uno de los enfoques más básicos para enseñar a los alumnos a trabajar de forma productiva es la técnica Pomodoro. Consiste en dividir cualquier tarea grande, o una serie de tareas, en trozos más pequeños, con intervalos cronometrados, dando al cerebro la estimulación que necesita para mantener el 100% de la atención durante varios intervalos más cortos de 25 minutos, en lugar de agotarlo con una tarea larga.

Está demostrado que la Técnica Pomodoro aporta beneficios a largo plazo a la mente humana, ya que refuerza la capacidad de atención y la concentración, y también se ha comprobado que ayuda a los estudiantes a cumplir con los plazos de entrega, ya que les proporciona una forma eficiente de manejar su carga de trabajo.

Otras ventajas de utilizar esta técnica son, la eliminación del hábito de la multitarea, ya que requiere una planificación eficaz, a la vez que aborda la procrastinación, y el alivio del agotamiento físico y mental, al dividir las grandes tareas en otras más pequeñas.

¿Quieres saber cómo puedes beneficiarte de la Técnica Pomodoro?

En primer lugar, necesitarás un temporizador. Después, solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  1. Elije la tarea que debes realizar y calcula el tiempo que te llevará terminarla.
  2. Establece los intervalos de tiempo, conocidos como “Pomodoros”, en 25 minutos.
  3. Trabaja en tu tarea hasta que se acabe el tiempo.
  4. Marca la casilla de verificación y tomate un descanso de 5 minutos.
  5. Después de completar cuatro Pomodoros, tómate un descanso de 15 a 30 minutos.

El método de las fichas

El método de las tarjetas de memoria es un método sencillo y probado para recordar hechos que involucran nuestra facultad mental de “recuerdo activo”. El intento de recordar un concepto reconociéndolo en una tarjeta de memoria, o en una prueba de elección múltiple, da lugar a una conexión neuronal más fuerte, que a su vez tiene un impacto positivo en el proceso de aprendizaje. Además, una de las principales ventajas del uso de flashcards es, que permite a los estudiantes aprender rápidamente, al ayudar concentrarse en las áreas en las que son más débiles, filtrando las tarjetas en las que deben centrarse más, en función de la precisión de sus respuestas.

Recomendación: ensayando el recuerdo activo se puede retener la información 150 veces más que cuando se estudia de forma pasiva.

Las fichas también estimulan la metamemoria (nuestro conocimiento y conciencia de nuestros propios procesos de memoria) porque incluyen estrategias de metacognición. (La metacognición es el proceso de reflexionar conscientemente sobre los propios procesos y comprender los patrones que los sustentan).  Cuando vemos la cara de la respuesta de una ficha, nos sentimos impulsados a pensar: “¿cómo se comparó mi respuesta con la correcta?”. Lo que, a su vez, nos ayuda a retener los recuerdos implícitos (información que se recuerda de forma inconsciente y sin esfuerzo), lo que se traduce en una mejora del rendimiento del aprendizaje.

El uso de tarjetas de memoria también pone en marcha el “enfoque de repetición basado en la confianza” para el aprendizaje. Se ha demostrado científicamente que este método aumenta la confianza, la corrección, la retención y el aprendizaje, al tiempo que mejora el rendimiento de la memoria.

Este método es eficaz para varios estilos de aprendizaje, incluidos los alumnos visuales, que retienen mejor la información cuando los conceptos se ilustran con imágenes, diagramas y gráficos.

El método Feynman

Por último, la Técnica Feynman consiste en reducir un tema a sus principios básicos. El objetivo de esta técnica es poner a prueba la capacidad de enseñar un concepto complejo desde cero, a pesar de la formación del oyente. En esencia, desglosar un tema en conceptos más sencillos para ayudar a su comprensión y retención. Si un niño puede entender lo que quieres enseñar/aprender, entonces puedes quedarte tranquilo de que has dominado la técnica.

La técnica Feynman es muy útil para aprender información compleja, ya consiste en descomponer en piezas de información más fáciles de entender, lo que se adapta mejor a tu proceso de aprendizaje. Por ejemplo, si estás estudiando materias avanzadas como matemáticas, derecho, física, etc.

Una forma de practicar esta técnica es contar una historia sobre un acontecimiento histórico y practicar la narración de los acontecimientos y fechas clave. Ser capaz de transformar los conceptos en una historia es un arte, y la única manera de conseguirlo es afinando mucho los hechos. Otra forma de asegurarte de que has desglosado realmente un tema hasta sus componentes más básicos es intentar enseñárselo a los niños.

Con un poco de ayuda de un amigo

Esperamos que estos métodos te ayuden a tener éxito en este próximo curso académico. Recuerda que si reduces las perturbaciones y los estímulos externos, como tus dispositivos móviles, conseguirás una sesión de estudio más eficaz y te lograrás concentrar más en la tarea que tienes entre manos.

En emaze entendemos todo lo que conlleva estudiar, enseñar, aprender y crear. ¡Te entendemos! Sabemos que no todo el mundo enfoca sus estudios de la misma manera, por eso nos hemos encargado de crear tantas plantillas e incluir tantos esquemas de colores y temas diferentes como podamos. Queremos que todos, desde los estudiantes hasta los profesores, puedan crear contenido de la manera que más les convenga, para maximizar sus resultados. No olvides probarnos y ver las novedades, ¡feliz estudio!

Consejo profesional: Prueba diferentes métodos de aprendizaje hasta que encuentres el que mejor se adapte a ti, y como siempre, no te olvides de hacérnoslo saber en los comentarios de abajo, ¿qué estilo te ha funcionado mejor?